14/7/11

Alguien dijo alguna vez que la vida no era más que un interminable ensayo de una obra que jamás se llegaría a estrenar, sinceramente, creo que es una suerte, podemos repetir cuantas veces queramos esa parte en la que siempre nos equivocamos, en la que se nos olvida el guión, o simplemente no queremos recordarlo; podemos cambiar los personajes en escena, olvidar aquellos que no debieron aparecer nunca, invitar a nuevos a compartir nuestro diálogo, cambiarlo siempre que queramos para rematar cada intervención; podemos también cambiar el tiempo, el lugar y el espacio, cada momento y cada error volverlos a practicar de nuevo hasta que consigamos dominarlos, incluso podemos parar la actuación volviendo a representar esa escena que  nos encanta y ¿por qué no? Volver a equivocarnos  cuanto deseemos.






¿Lo único malo? Solamente tú puedes definir el género de esta obra.

6 comentarios:

  1. Me encanto el texto, me encantaría que mi vida fuese una obra, y poder sacar a ciertos personajes, borrar cualquier sentimiento por el...

    ResponderEliminar
  2. Cierto , la vida en parte, es un ensayo creado por nosotros.
    El video de the xx siempre me deja ralladisima, tanto repetirse jaja me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Creo que no podría amar más este texto...

    ResponderEliminar
  4. ¿Alguien te dijo eso, o te gusta mucho Amélie?
    :)
    Aunque dudo mucho que leas esto porque la entrada es antigua, buen blog, te has ganado otra seguidora XD

    ResponderEliminar
  5. Lo extraje de Amélie, me encantó la película.

    ResponderEliminar