2/9/11

Nunca he entendido ese odio irracional hacia la lluvia, supongo que, de siempre, los cielos grises nos han traído más malos que buenos recuerdos. Pasaron cuatro mil días casi sin darme cuenta, y ha llovido, ahora, se me ha agotado el tiempo. Corrimos, corrimos y gritamos alto, muy alto, tanto que acabé por quedarme afónico. Y tú no hablabas. Era mejor así. Siempre se nos dio bien eso del silencio, siempre, nunca supimos hablar de otra forma.



Hasta ahora, el silencio ha sabido responderme a todas esas preguntas que jamás me atreví a formularte.

3 comentarios:

  1. Yo tampoco he entendido nunca por qué es tan mala la lluvia y por qué es tan malo el silencio. Yo por ejemplo amo la lluvia, deja unos cielos preciosos. Y en cuanto al silencio... Las mejores cosas se dicen en silencio, no siempre es malo, una mirada o una acaricia pueden expresar más que millones de palabras.

    Un abrazo!!

    http://zapatillascaminantes.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanta, que hay mejor que en invierno una tarde tumbada en el sofa viendo sexo en NY cn un chocolate caliente cn una manta mientras llueve. Sin la lluvia no existiria It's raining men, o el momento de dar vueltas cogida a una farola mientras llueve. Ademas no hay nada peor que tener un día triste y que haga sol.
    Eres genial!

    elblogdejoui.blogspot.com
    musiconmyway.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Hola! No se si te acordarás de mí, pero soy la chica que va a tu clase de bioquímica,aunque en clase somos tantos que cómo para acordarse de un nombre. Hace unos días tú te metiste en mi blog y yo hace unos cuantos que leo cosas del tuyo, a pesar de todo, ni el jueves ni el viernes encontré un momento para decirte lo mucho que me había impresionado leerte, creo que tienes unas reflexiones fabulosas, de tono no triste, sino sosegado, yo diría que casi estoico, el de aquel que con tranquilidad contempla el mundo y trata de entenderlo. Y en medio de todo eso, una chispa, una chispa que tira hacia adelante.
    En fin, que me ha encantado tu blog y torpe de mí, no he encontrado el momento de decírtelo.
    Besos, nos vemos el lunes!
    Irene

    ResponderEliminar