5/11/11


Nunca he entendido ese odio irracional hacia los Domingos, quizás por ese rencor que tenemos de empezar una nueva semana, quizás por comenzarlo demasiado tarde y, generalmente, acompañado de una zumbante resaca. Quizás por esa estúpida nostalgia que nos surge y nos nubla la mente, quizás por acompañarlo con esas canciones que debieron sonar un Sábado noche, quizás por ver lo monótona que se puede volver una vida o, simplemente, por ver que ya no tenemos a nadie al lado para pasarlo.



Hay algo que siempre me asustó de ti, nunca tuviste miedo a lo que pudiera pasar, ni siquiera a un estúpido Domingo.

1 comentario:

  1. JO
    DER
    Soy puto fan de tu blog.
    Voy a leerme las demás entradas, si no te importa, y si no también, buenas noches *música de telediario*

    ResponderEliminar